Cambios en la obtención y renovación de Certificados Digitales

La FNMT (Fábrica Nacional de Moneda y Timbre) expide, certificados electrónicos de persona física, de persona jurídica y de representante de entidades sin personalidad jurídica.

Aquellos de estos certificados que se encuentren vigentes en el momento de la entrada en vigor del Reglamento 910/2014, siguen estando operativos hasta la llegada de su vencimiento, pero una vez caducados no se podrán renovar, habrá que realizar el nuevo tramite. 

...

 

Como adaptación al citado Reglamento 910/2014, los nuevos certificados expedidos por la FNMT a partir del pasado 6 de junio se constituyen como una evolución de los anteriores y en ellos observamos un desdoblamiento en cuanto al certificado de persona jurídica se refiere.Estos nuevos certificados serán:

  • De persona física (como se viene expidiendo en la actualidad).
  • De representantes de personas jurídicas que sean administradores únicos o solidarios.
  • De representantes de personas jurídicas que no estén inscritas en el Registro Mercantil o también para situaciones en las que no se aplica el certificado de representante.
  • De representante de entidades sin personalidad jurídica.

Respecto del certificado de persona física, incorpora un mayor nivel de seguridad que los que se expedían con anterioridad, el proceso de tramitación sufrió pocos cambios y se viene desarrollando con toda normalidad. Para el usuario, la principal novedad la constituyó el hecho de que el código de solicitud lo recibe ahora por correo electrónico, y que aunque sigue teniendo la obligación de personarse en una oficina de acreditación para identificarse.

El certificado de representante de personas jurídicas que sean administradores únicos o solidarios, presenta ahora una capacidad de representación total, es decir, que será válido no sólo para el ámbito tributario, sino también en cualquier otro ámbito. En el caso de la FNMT, será ahora ésta quien se conecte telemáticamente con el Registro Mercantil para evaluar la capacidad y vigencia de la representación del interesado, cobrando por este acto 24 euros más IVA, un IVA que, al tratarse de un servicio prestado por vía electrónica, será del 21% (a las empresas, entidades y Administraciones Públicas establecidas en Canarias, Ceuta y Melilla no se les repercutirá dicho impuesto), pero a cambio, el interesado no tendrá ya que solicitar en el Registro Mercantil una certificación a tales efectos.

En el proceso de solicitud se pedirá al representante de la persona jurídica: el primer apellido, el NIF y una dirección de correo electrónico; y respecto de la entidad representada: el NIF.

Otra novedad importante la constituye el nuevo procedimiento de acreditación de forma telemática, según el cual, ya no será necesaria la presencia física del solicitante en una oficina de registro, siempre que en el proceso de solicitud de expedición del certificado, el solicitante (representante de la persona jurídica) se identifique con un certificado electrónico de persona física emitido por la FNMT-RCM o con el DNI electrónico.

 

En cuanto al certificado de representante de entidad sin personalidad jurídica, sólo se podrá utilizar en aquellos supuestos que estén previstos en la normativa, aunque de momento sólo se emplean en el ámbito tributario. En principio estos certificados no tendrán coste alguno de emisión y a casi todos los efectos seguirán siendo iguales a los que se tramitaban con anterioridad al nuevo reglamento.

A diferencia de los de persona física, tanto los dos nuevos certificados de representante de persona jurídica como los de entidades sin personalidad jurídica, seguirán teniendo el mismo plazo de validez que tenían hasta ahora, es decir, dos años, teniendo que ser renovados durante los dos meses anteriores a su vencimiento.

Otro aspecto destacable es el relativo a la vigencia del código de solicitud. En la fase previa de obtención del certificado, el código de solicitud que se obtiene tendrá ahora una validez de 40 días, transcurridos los cuales sin que se haya continuado con el proceso de tramitación, perderá su vigencia y habrá que solicitar otro nuevo código.

Para aquellos casos en los que se requiera la personación del solicitante en una oficina de registro para acreditarse, aunque ya lleva tiempo funcionando el sistema, únicamente recordar que cuando el organismo acreditador de la identidad es la A.E.A.T.

 

El pago del precio público a satisfacer por la emisión de los nuevos certificados electrónicos, se ha de realizar, de momento, mediante tarjeta bancaria de crédito o débito y justo en el momento previo a la descarga, es decir, después de finalizar el proceso de registro o acreditación por el contribuyente en la correspondiente oficina acreditadora. Lo que no se aclara en la información suministrada hasta ahora es si el titular de la tarjeta debe coincidir o no con el NIF del representante o de la persona jurídica, ya que esto podría provocar algún problema en el caso de personas en las que el representante designado no disponga de tarjeta de su empresa o Administración Pública. Es posible que próximamente se implante también como sistema de pago la transferencia bancaria, pero de momento no existe confirmación oficial al respecto.

Escribir comentario

Comentarios: 0